domingo, 12 de julio de 2015

1, 2, 3, 4, gouache!

Hace unos meses que realicé estas ilustraciones y no sé por qué razón han ido cayéndome en el olvido.
Cómo ya es normal en mí, soy bastante miedica a probar cosas nuevas y aunque de la ilustración de acuarela quedé muy satisfecha y se utiliza casi de la misma forma que el gouache, éste en cambio, aunque no me diera tanto miedo, me había puesto demasiado nivel y quería hacer algo extraordinario -que por lo que ya se sabe, el perfeccionismo conlleva a eso; a ponerte en niveles inalcanzables porque además casi nunca la obra acaba de nuestro agrado- y evidentemente, sabía que me estaba poniendo en una posición peligrosa.
Así pues... Para acomodarme en el terreno, empecé a hacer bocetos muy pequeños (es uno de los pequeños trucos que tengo para soltarme un poco) y la profesora, que seguramente ya me debió notar el miedo en el cuerpo, me propuso a hacer una serie de ilustraciones siguiendo ese estilo por el que había empezado.
Y realmente, se lo agradezco mucho. Me fue muy cómodo seguir de esta forma, porque ya no lo hacía como un trabajo que debía hacer perfecto (perfecto para mí, claro, que eso resulta francamente imposible) disfruté bastante durante el proceso de la creación y realmente sentí que estaba aprendiendo.
Ese sabor, además, se me hizo un poco agridulce, porque este ha sido el último trabajo de la escuela de este curso y sentí que podría haber aprovechado más esta técnica durante el año.

Así pues, empecé a dibujar y fantasear diferentes niñas, en diferentes situaciones, con un toque muy sencillo y pocos colores -pero colores pastel, como a mí me gustan ♥-.
Imaginaba qué cosas les podrían estar ocurriendo a esas niñas aparentemente inofensivas y naif, era como plasmar situaciones que estaban pasando en ese instante y aún así, siendo la creadora, no tenía la menor idea ¡y eso me encantaba!
Además, me hubiera gustado haber seguido la serie, pero ya retomé con otras cosas y así se ha quedado. Lo que sí está claro es que seguiré con esta idea para ir probando nuevas cosas.
Y a vosotros, ¿qué os parecen?



(Esta ilustración tiene un pequeño secreto,
y es que debajo de la tela con corazones
¡está hecho un desastre!)


lunes, 6 de julio de 2015

Primera ilustración con acuarela

Estoy muy contenta de poderos mostrar este trabajo. Aunque ya hace unos meses que lo realicé, fue mi primer trabajo serio de acuarela, por lo que le puse mucho cariño y muchas ganas. 

Os voy a contar un poco como fue el proceso creativo!
Empezamos haciendo una paleta de colores personalizadas con todos los colores que se podían combinar de nuestras cajitas de acuarelas.


Teniendo esto y cada uno con sus colores, el siguiente paso ya fue hacer el esbozo de la ilustración. 
Yo como tenía de hace tanto tiempo muchas ganas y me sentía muy novata, quería hacer algo que me saliera bien así que no me aclaré ni con el esbozo..! Estuve 4 días hasta sacar la idea final.
(Admitamos que esa exigencia tiene partes buenas y malas; la parte mala es que a veces te produce bloqueo y frustración, pero la parte buena surge luego cuando sigues luchando y al fin consigues sacar algo de tu agrado)


Además, es importantísimo tener a mano ideas de cualquier tema que te pueda inspirar, es importante que todas tengan alguna relación con lo que queremos realizar. 
Normalmente los ilustradores elegimos fijarnos en otros ilustradores pero eso no debe por que ser así. Podemos inspirarnos también en la fotografía, el diseño gráfico o incluso en la música y la escritura. Cuantos más ámbitos se puedan abarcar, más interesante será luego!


También es importante elegir un horario en que se nos haga más cómodo trabajar. 
(A mí me encanta la noche, pero creo que de aquí a un futuro tendré que cambiar, jum)



¡Y aquí está el resultado final! 

Estoy enamorada de las flores con acuarela así que mi búsqueda principal de ideas consistió en eso y quise acompañarlo con un mundo fantástico y dulce, cómo no, con la compañía de uno de mis pajaritos favoritos.


♥ ♥ ♥

Material utilizado:
  • Acuarela (Van Gogh)
  • Rotulador calibrado 0'5 (Sakura)
  • Rotulador de color con purpurina (Uni-ball)
  • Lápiz de color (Faber Castell)