viernes, 21 de agosto de 2015

Ilustradores que me inspiran

¡Hola, hola!

Hace un tiempo me rondaba por la cabeza el compartir con vosotros los ilustradores que fuera descubriendo por las redes sociales ya que me parecen merecedores de que su magia se desprenda y se sepa que existe.
Así pues me gustaría crear una sección en mi blog de esos pequeños y grandes artistas que admiro y me inspiran, ¿qué os parece?

Ser ilustrador no es nada, nada fácil y darse a conocer o encontrar salidas laborales aún menos (y me he dado cuenta sobretodo hoy, buscando mis prácticas para la escuela), así pues creo que es fundamental que nos apoyemos entre nosotros, saber que sufrimos todos, desde el artista más renombrado a tu vecino que ni sabías a qué se dedicaba, pero que aún así luchamos todos por el oficio que amamos y por tanto, si luchamos juntos, mejor. ¡Por eso creo que la difusión es súper importante!
No creo que haya que tener miedo de si Fulanito tiene más seguidores que Menganito por ejemplo, porque lo que importa es que cada uno tenga su propio estilo. Y además, este es un mundo tan, tan aleatorio que igual ahora Fulanito tiene x seguidores pero Menganito tenga más encargos, y así con todo.

De hecho esto fue de las primeras cosas en las que quise tener claras para mí misma. Lo primero de todo fue el no compararse, que eso lo hablaré en otra entrada si os interesa. Luego lo asumí pero al abrirme la página de FB volvió un poco esa sensación y me cabreé conmigo misma. Así pues intento cambiar ese sentimiento de comparación con el de admiración. No sé si funcionará así la cosa pero a mi me sirve, admiro a muchísima gente y eso me sirve para inspirarme sin intoxicarme. (Aunque creedme, en mis días bajos y turbios cuesta mantener esa constante, pero lo importante es asumirlo y ser positivo con uno mismo).

Así pues esta será una sección para dar homenaje de alguna forma a esos artistas de cualquier parte del mundo con los que me vaya topando. Espero que disfrutéis tanto como yo de lo que vaya encontrando, os haga soñar y disfrutar de la magia de la ilustración y en resumen, de la magia que sabe desprender cada una de estas personas.

¡Bienvenidos!

miércoles, 19 de agosto de 2015

La princesa y el guisante

Hace unos días estuve con mi chico y dormimos en una cama que a mí se me hizo incómoda ya que notaba los muelles todo el rato, pero en cambio él no los notaba y aún así me cambió el sitio hasta 3 veces para que pudiera estar cómoda, pero ya a la tercera me di por vencida y él me dijo que me parecía a la princesa del cuento de La princesa y el guisante. No conocía el cuento y cuando me lo contó esa comparación me hizo mucha gracia. En ese instante me sentí muy pequeña y vulnerable y quise aprovechar esa sensación de niñez para ilustrarlo.

No sé si os habrá pasado como a mí, que hay veces que aunque ya seáis mayorcitos, hay ocasiones en que actuáis de forma que os comparan o recuerdan a cosas que más tienen que ver con el mundo infantil que con el adulto. Tampoco trato de deciros que os tratan de inmaduros, ya que son cosas distintas y el tratar de inmaduro a alguien lo considero más bien como algo despectivo. Me refiero al hecho de que una parte de nosotros sigue siendo humilde e inofensiva y que en situaciones totalmente naturales a veces ese ser pequeñito sale a la luz. Pues creo que esas cosas hay que intentar conservarlas y cuidarlas; mimarlas mucho ♥

Por mi parte, intento mantener o incluso aprender a ser niña otra vez, me gusta creer sin caer en lo utópico de que la magia existe y de que dedicándole mucho amor a las cosas, pueden salir bien.

martes, 18 de agosto de 2015

Pequeña flor

Algunas veces uno empieza a dibujar cosas sin sentido y poco a poco se para a pensar qué demonios está pasando por su mente.
Pues bien, estaba ayer intentando dibujar una de mis queridas niñas y me dio por hacerla bizca y con una cara peculiar de preocupación.
Y entonces, con esa carita y una flor gigantesca rodeándola me vi reflejada en su rostro, recordando algo de hace años. 
No sé si os habrá pasado que en algún momento de vuestra infancia cuando era carnaval os disfrazaban (porque muchas veces -y sobre todo en el colegio- estaba impuesto) de una forma que ni os gustaba ni le encontrabais la lógica al asunto.
Pues ahí la veis a ella, reflejando a todos esos niños que no entendíamos (y algunos seguimos sin entender) el mundo de los adultos.

domingo, 9 de agosto de 2015

A veces escribo, otras contemplo, y otras simplemente siento.
Hay veces en que uno se siente rodeado de una espesa niebla; hay alguien detrás de ella para agarrarnos la mano y no lo logramos ver.